CON CAFÉ SE FINANCIAN 100 NIÑOS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA

Un acogedor sitio que se llama “Café con afecto” le espera en Cabecera del llano en Bucaramanga. No es un sitio cualquiera, es una de las estrategias que utiliza la Fundación Tejedores de Afecto para financiar el sostenimiento de su proyecto que beneficia más de 100 niñas y niños víctimas de la violencia, en el norte de la capital santandereana.

Después de afrontar con entereza los embates de quienes no ven con buenos ojos la bondad de entidades como ésta, la Fundación, con la ayuda de personas de buen corazón, enfila baterías hacia la consecución de una sede propia donde no solo atienda niñas y niños, sino abuelitos abandonados por sus familias y por el mismo Estado.

Cuando vaya a Cabecera del Llano acérquese a “Café con afecto”, en la calle 53 Nº 36-06, disfrute un rato agradable y ayude a sostener a estos niños que lo perdieron casi todo, menos la esperanza de vivir.

Comentarios